Inicio / Arte /

José de Nebra, Fernando VI y “Amor aumenta el valor”

José de Nebra, Fernando VI y “Amor aumenta el valor”

diciembre 16, 2016 @ 5:28 pm
by HISPANIARUM REGNUM

Fernando VI, siendo todavía Príncipe de Asturias, casó en enero de 1729 con la portuguesa María Bárbara de de Braganza, mujer dominante a la que el rey se plegó, pues como recoge John Lynch en su monografía dedicada al XVIII español “al rey le gustaba excesivamente su esposa”. Aquella boda no haría mejor a un futuro rey indolente y anormal en muchos aspectos, pero tampoco peor. Fernando VI pese a su falta de liderazgo, no careció de buenas intenciones, fue caritativo, y sobre todo asumió un camino de paz durante su reinado (1746-1759), apoyado también por su esposa, que sería bueno para el reino.

De aquella boda surgieron pues algunos aspectos positivos, y uno de los más inopinados e históricamente secundario, pero cuyo fruto puede saborearse en el tiempo presente, fue el encargo al insigne José de Nebra (1702-1768) del primer acto de la ópera “Amor aumenta el valor” (los otros dos estarían a cargo de otros autores), a mayor gloria de los príncipes, pero que se ha convertido ahora en un tesoro de nuestro mejor músico del XVIII, que puede situarse entre los más grandes de la música barroca.

Lamentablemente, a pesar del amor por la música de Bárbara de Braganza, la Corte no le hizo nuevos encargos después de “Amor aumenta el valor”, tampoco cuando ya reina sí derramó su protección sobre los italianos Farinelli o Domenico Scarlatti. Pero ello no hizo renunciar a Nebra a la música escénica, sino que la dirigió al público y de ahí zarzuelas remarcables como “Vendado es amor, no es ciego”, “Viento es la dicha de amor” o “Iphigenia en Tracia”.

Iphigenia en Tracia, estrenada en 1747, ha vuelto a ser representada en los escenarios españoles en noviembre de 2016 (269 años después) de la mano del Teatro de la Zarzuela, lo cual es de destacar, aunque la interpretación no se ajustara a un canon historicista. En temporadas anteriores ya se había programado “Viento es la dicha de amor”.

En cualquier caso es de agradecer la programación de grandes maestros del barroco español por el Teatro de la Zarzuela y en particular del mejor de ellos: Joseph de Nebra. Un músico para los tiempos benévolos de Fernando VI que, gracias especialmente a grupos como “Los músicos de su alteza” (http://www.losmusicosdesualterza.com) o Al Ayre Español (http://www.alayreespanol.com) va viendo recuperada su obra y formando parte de los repertorios interpretativos. Lo más a lamentar son las muchas obras de este autor que se saben perdidas.

Compartir este artículo

comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>